tarta hormigon armado

inicio > historia > 1903-1910: Empresas y patentes españolas > La primera generación de empresas españolas

Portada de la revista La Construcción Moderna

La Construcción Moderna, num 16 - Agosto 1906

Una patente de J.E Ribera

Oficina Española de Patentes y Marcas. Archivo Histórico. Patente nº 29936

La primera generación de empresas españolas

En los años 20, en una coyuntura económica favorable, las obras públicas españolas experimentaron un gran auge. De la Escuela de Caminos de Madrid surgió por entonces un notable grupo de ingenieros nacidos con el cambio de siglo, que se integran en la denominada Generación del 27 de la Técnica. En el campo de las estructuras los miembros de esta generación contaron con un nuevo material ya consolidado cual era el hormigón armado y con dos maestros de excepción, Zafra y Ribera, que llevaron la enseñanza por dos caminos diferentes pero complementarios, al hilo de su distinta personalidad.

De la Escuela de Caminos de Madrid surgió por entonces un notable grupo de ingenieros nacidos con el cambio de siglo, que se integran en la denominada Generación del 27 de la Técnica.

La nueva generación participó como es lógico de las inquietudes y novedades del momento, que encuentran eco en su actividad y sus proyectos, ya en el campo de la aeronáutica, el automovilismo o los espectáculos deportivos, por citar algunos. En número importante varios de ellos derivarían hacia el mundo de los negocios y de la empresa.

Zafra, que inauguró la enseñanza del nuevo material, representó la línea “teórica”, la de la formulación racional y el rigor científico. A su muerte en 1923 continuaron su labor dentro y fuera de la escuela otros destacados ingenieros como Alfonso Peña Boeuf y Enrique Colás. Junto a ella y no frente a ella, Ribera aportó la vertiente de la práctica constructiva, la del técnico y empresario constructor. Desde su incorporación a las aulas en 1918 también hizo escuela transmitiendo a sus discípulos el saber acumulado en la realización de incontables construcciones de todo tipo. Algunos alumnos aventajados, como Eduardo Torroja, José Entrecanales o Ildefonso Sánchez del Río iniciaron su andadura profesional en su empresa “Hidrocivil”.

El Laboratorio Central de la Escuela de Caminos, Canales y Puertos, creado en 1898 y germen del actual Laboratorio Central de Estructuras y Materiales del CEDEX, fue centro de experimentación avanzado con el hormigón armado entre otros temas, donde desarrollaron importantes trabajos numerosos ingenieros de la época.

 

CEHOPU

CSS | HTML5 | © CEDEX - CEHOPU 2010