tarta hormigon armado

inicio > historia > 1903-1910: Empresas y patentes españolas > La primera generación de empresas españolas

Portada de la revista La Construcción Moderna

La Construcción Moderna, num 16 - Agosto 1906

Una patente de J.E Ribera

Oficina Española de Patentes y Marcas. Archivo Histórico. Patente nº 29936

La primera generación de empresas españolas

Aunque la primera patente de Hennebique registrada en España data de 1892, la empresa francesa tardó unos años en afianzarse en el país. Su andadura española comenzó de la mano del ingeniero de caminos José Eugenio Ribera, destinado entonces en Asturias, con quien contactó alrededor de 1895. Para 1898, año en que registró su segunda patente, la firma había implantado ya en la península una potente estructura, formada por una red de concesionarios en diversas provincias, coordinados desde una agencia y oficina técnica central en Madrid, siguiendo las mismas pautas de organización y difusión de su sistema utilizadas en otros países.

Para 1898, la firma había implantado ya en la península una potente estructura, formada por una red de concesionarios en diversas provincias, coordinados desde una agencia y oficina técnica central en Madrid.

Desde su primera patente por un Sistema de combinación especial del metal y del cemento para la formación de viguetas muy ligeras y de gran resistencia en 1892 y hasta 1912, François Hennebique patentó en España más de diez diferentes aplicaciones de su sistema, para la construcción de traviesas de ferrocarril, pilotes y muros de sostenimiento y de cimentación, tubos y cañerías, bloques flotantes para obras marítimas y hasta presas de hormigón armado. Más allá de las mismas, la actividad de su empresa alcanzó los más diversos campos de la construcción.

 

CEHOPU

CSS | HTML5 | © CEDEX - CEHOPU 2010