tarta hormigon armado

inicio > historia > 1903-1910: Empresas y patentes españolas > La primera generación de empresas españolas

Portada de la revista La Construcción Moderna

La Construcción Moderna, num 16 - Agosto 1906

Una patente de J.E Ribera

Oficina Española de Patentes y Marcas. Archivo Histórico. Patente nº 29936

La primera generación de empresas españolas

En 1884, seguramente animado por la gran aceptación que sus construcciones de hormigón armado estaban encontrando en Europa Central, Joseph Monier da el primer paso para su introducción en España, registrando su patente en nuestro país. Sin embargo, esta primera iniciativa, a la que siguió una adición de mejoras a la patente dos años más tarde, no tuvo continuidad hasta la década siguiente.

en 1884 Joseph Monier da el primer paso para su introducción en España, registrando su patente en nuestro país.

Bajo el título Perfeccionamientos introducidos en las traviesas de ferrocarriles aplicables a los travesaños para formar los recipientes de todas clases ya las construcciones en general de hierros y de cemento, se presentaba -según se explica en la memoria- un sistema aplicable “a la construcción de traviesas y soportes de soleras para carreteras, sumideros, acueductos, tubos de conducción de aguas, vigas y viguetas rectas y cimbradas para puentes, depósitos y cisternas, cubas para contener líquidos, gasómetros, cajas, vasos, floreros, pavimentos, embaldosados y revestimientos de todas clases para abrevaderos, arcas de agua, riberas, piezas de agua, canales, diques, etc., cubiertas fijas y móviles para todo tipo de habitaciones, cobertizos, etc.” con el objeto de “reemplazar la piedra, la madera, el hierro y todos los demás materiales por sustancias más económicas y que presentan mayor solidez.”

 

CEHOPU

CSS | HTML5 | © CEDEX - CEHOPU 2010