tarta hormigon armado

inicio > El Material > 1903-1910: Empresas y patentes españolas > La primera generación de empresas españolas

Portada de la revista La Construcción Moderna

La Construcción Moderna, num 16 - Agosto 1906

Una patente de J.E Ribera

Oficina Española de Patentes y Marcas. Archivo Histórico. Patente nº 29936

La primera generación de empresas españolas

Se denominan áridos a los pequeños fragmentos de materiales duros, en general de rocas, que se introducen en la mezcla del hormigón junto al cemento y al agua. Se dividen en dos clases según su tamaño: los menores de 5 mm que llamamos áridos finos o arenas, y los mayores de ese tamaño que se conocen como áridos gruesos o gravas. Estos últimos no superan los 150 mm. Tanto unos como otros pueden ser naturales o producirse artificialmente a partir del machaqueo de otras piezas mayores.

Tanto la arena como la grava que se emplea en la fabricación de hormigones deben cumplir una serie de requisitos obligatorios.

Los áridos naturales, también llamados rodados como, por ejemplo, la arena y la grava de río, producen hormigones más fáciles de trabajar que precisan menores cantidades de agua.

Por el contrario, mediante los áridos de machaqueo se obtiene un hormigón más difícil de trabajar aunque de mayor resistencia.

Tanto la arena como la grava que se emplea en la fabricación de hormigones deben cumplir una serie de requisitos que se verifican mediante ensayos obligatorios que garantizan su cumplimiento.

• Los áridos finos, inferiores a 0,08 mm, no deben superar cierta cantidad

• No deben contener terrones de arcilla

• No deben contener compuestos de azufre

• No deben contener materia orgánica

 

CEHOPU

CSS | HTML5 | © CEDEX - CEHOPU 2010